Gigia nun ye Xixón

Polo que se sabe en términos de llingüística, d’historia y de xeografía, l’antigua ciudá de Gigia nun correspuende al modernu Xixón (Gijón). Paez una bulisma, un «fake». Esta conclusión ye bien conocida de cuantayá, pero paez que nun trescaló’l saber de les nuestres élites culturales y polítiques nin el saber popular, que siguen identificando Gigia con Xixón como verdá asentada. En Xixón hai negocios y asociaciones que lleven el nome de Gigia, nun xestu de xixonesismu en falso. Gigia nun ye Xixón. Magar que llingüistes y historiadores lo dexaron claro, y a pesar de yo mesmu razonalo nel mio Diccionariu toponímicu del conceyu de Xixón, ofrézome a intentalo otra vez. A ver si val pa daqué.

Nomes de ciudaes con étimu conocíu o non conocíu

El rixu por saber d’aú vien el nome de les nuestres poblaciones ta mui espardíu ente la xente. Ye natural. El llibru de García Arias Pueblos asturianos: el porqué de sus nombres foi ún de los más vendíos n’Asturies nos años 70 y 80.

La palabra na que s’orixina un topónimu ―por casu, el nome d’un pueblu o ciudá― llámase étimu, y el procedimientu pa establecela llámase etimoloxía. Un conseyu que siempre-yos doi a les persones interesaes na etimoloxía de los topónimos, ye que consulten a los espertos, que son los llingüistes. Ye bien corriente atopase con aficionaos que proponen etimoloxíes sin fundamentu nengún, pero que s’esparden como la pólvora y acaben posando na cultura popular. Daveres vos digo: igual que pa informase de la pandemia del covid hai qu’oyer a virólogos, epidemiólogos y otros especialistes, y non lo qu’abaruyen Miguel Bosé o Victoria Abril, pa saber de topónimos y etimoloxíes enfotáivos nos espertos llingüistes. Y ye que la llingüística, por si daquién nun s’enteró, ye una disciplina que remana’l métodu científicu nes sos investigaciones.

Ello ye que bien a menudo conozse bien l’étimu del nome d’una ciudá, porque ta mui documentáu. Por exemplu, el nome de Tarragona nun tien nengún misteriu: vien de la forma *Tarracóna, alteración del acusativu Tarracónem del nome Tárraco, Tarracónis que los romanos-y daben a esta ciudá. A lo llargo de tola historia, el nome d’esta ciudá ta dafechamente documentáu na so evolución, de manera que tenemos la semeya fiel del orixe y evolución d’esa palabra. (En realidá, los romanos llatinizaron un nome indíxena ibéricu de significáu desconocíu; otru asuntu sería saber qué significa esi Tárraco, que ye inciertu).

La península de L’Atalaya o Santa Catalina ye au nació Xixón.

Xixón tien un nome d’étimu desconocíu

Sin embargu, n’otres ocasiones desconozse l’orixe del nome d’una ciudá, polo menos de momentu. Eso ye lo que pasa nel casu d’Uviéu, Bilbao o Jaén: nun sabemos d’aú vienen estes palabres. Podemos llanzar hipótesis, pero nun lo sabemos.

Cuando hai un furacu de conocimientu, al profanu éntra-y «horror vacui» y, dexándose llevar poles apariencies, acaba dándo-y creitu a cualesquier teoría anque tenga pocu fundamentu. Pero eso nun ye’l proceder del investigador llingüista, que sigue un métodu científicu. Si esti nun atopa datos que-y permiten afitar la etimoloxía d’un topónimu, lo que fai ye iguar hipótesis fundamentaes, que conformen un saber provisional a la espera de que datos nuevos puedan camudar les hipótesis y acaso llograr una solución al enigma. Pero mentanto nun seya asina, hai que s’arrascar: nun hai más remediu que reconocer la inorancia y siguir trabayando.

El casu de Xixón ye de llibru: a día de güei nun sabemos la so etimoloxía, d’aú vien esta palabra, y lo único que facemos que llanzar hipótesis más o menos fundamentaes. Claro ye que tamién hebo otres de carís fantásticu qu’equí vamos dexar de llau pa nun perder el tiempu. Quien quiera entretenese con elles, puede atopales nel llibru citáu de García Arias y nel mio Diccionariu toponímicu del conceyu de Xixón. (Aprovecho pa davos l’enllaz de la Oficina de la Llingua de Xixón onde se puede descargar la versión castellana d’esti llibru):

https://www.gijon.es/es/publicaciones/diccionario-toponimico-de-gijon

Esto ye lo qu’hai: los datos que tenemos

El pasu previu a establecer hipótesis fundamentaes ye poner enriba la mesa los datos reales de los que disponemos, pa darréu pescudar a qué conclusiones nos lleven. Los datos son de dos tipos: (a) documentales: qué nome o nomes apaecen na Antigüedá pa referise a lo que güei ye Xixón; y cómo apaez escritu’l nome Xixón n’otres dómines; y (b) xeográficos: ónde s’alluguen les poblaciones qu’albidramos poder identificar col Xixón antiguu.

Nóega

Na época romana, l’únicu testimoniu d’una población na rodiada del actual Xixón ye Nóega o Nóiga, nel castru de La Campa Torres.

Na so Xeografía, el xeógrafu y historiador griegu Estrabón (sieglu I d. C.) escribe na so llingua:

«Rhéi de dia tôn Astýrôn Mélsos potamós, kai mikrón apotérô pólis Nóiga, kai plêsíon ek tû ôkeanú anákhysis horízusa tus Ástyras apo tôn Kantábrôn»

que n’asturianu diz: «Pel territoriu de los astures cuerre’l ríu Mélsos, y un migayu más lloñe ta la ciudá de Nóiga, y cerca ábrese un enanchamientu del océanu que fai de llende ente los astures y los cántabros».

Na so Corografía, el xeógrafu hispanorromanu Pomponiu Mela (sieglu I d. C.) escribe en llatín:

«In Astyrum litore Noega est oppidum, et tres arae quas Sestianas vocant, in paeneinsula sedent et sunt Augusti nomine sacrae, inllustrantque terras ante ignobiles»

qu’equival a dicir n’asturianu: «Na marina de los astures atópase la ciudá de Nóega, y trés altares, que llamen Ares Sestianes, tán nuna península consagraes al nome d’Augustu, dándo-yos sonadía a unes tierres qu’enantes yeren desconocíes».

Nóega o Nóiga ye un nome prerromanu (¿célticu?) que significaría ‘la ría’ (n’alusión a la d’Aboño) o ‘la nueva’ (n’alusión a la fundación del pueblu), y quiciabes topónimos como Noia en Galicia o Noja en Cantabria tengan orixe nesa palabra. Sin embargu, ye evidente que’l nome de Nóega nun tien nada que ver cola palabra Xixón.

La Campa Torres, a 6,5 quilómetros al oeste de Xixón, paez que ye onde s’allugaba’l castru de Nóega.

Gigia

Nel sieglu II d. C. la Xeografía de Toleméu cita una ciudá astur llamada Gigia (pronúnciase “guíguia”), pero les coordenaes asítienla non na marina asturiana, sinón en territoriu de los astures cismontanos, en tierres de Lleón. Esta Gigia, con toa seguranza, nun puede ser Xixón. Según Francisco Diego Santos (1985), podría ser l’actual Cea, población y ríu afluente del Esla, anque esto nun dexa de ser otra suposición bien fundamentada. Por más que paeza difícil de creyer, el topónimu Cea puede esplicase evolutivamente dende la palabra Gigia. De fechu, da la casualidá que na Nodicia de Kesos ―primer documentu n’asturlleonés del añu 980, de cerca Lleón―, apaez la forma Cegia, que correspuende al actual Cea.

Que Gigia nun correspuende xeográficamente a Xixón yá yera daqué que frai Manuel Risco facía notar en 1789. Xovellanos dudada que Gigia pudiere identificase con Xixón, y depués otros estudiosos como Schulten, Hübner o Julio Somoza espresaron les mesmes dudes con más o menos rotundidá.

L’antecedente directu del nome actual de Xixón nun empieza a apaecer hasta’l sieglu VIII, na forma Jijione. Depués, dende’l sieglu IX y en tola Edá Media, el nome de la nuestra ciudá apaez de contino con grafíes diverses, como Gigione, Gegione, Gigion y otres.

En resultes:

–La Gigia de l’Antigüedá nun ye Xixón.

–Nun hai testimoniu nengún del nome que la ciudá tenía na dómina romana.

–El nome medieval de Xixón nun apaez hasta’l sieglu VIII y nun sabemos nada del so orixe.

Cea, en Lleón y a 178 quilómetros de Xixón, paez identificase cola antigua Gigia.

Dos hipótesis suxestives

Desque nin Noega nin Gigia pueden ser Xixón, dellos autores propunxeron otres hipótesis que cuadraren col allugamientu xeográficu y con ciertu rigor na evolución fonética de la palabra. Vamos paranos en dos qu’ameriten atención.

–Según Miguel de Unamuno (1908), la procedencia taría nel sustantivu llatín saxónem [saksónem] ‘peñón’, aumentativu de saxum [sáksum] ‘peña’. D’esta miente, n’orixe Xixón significaría ‘peñón’. Como confirmación d’esta teoría, otros autores fixeron notar el  siguiente socedíu: nel añu 1147 los cruzaos ingleses Osberno (Osborne) y Adolfo salieron de Dartmouth pal puertu de Salvador, pero una galerna tresmanó la espedición, y entós un documentu en llatín medieval refierse a la llegada de los navegantes al puertu de Mala Rupis ‘peña mala’, que nun sería otro que la traducción d’aquel saxōnem ‘peñón’, quier dicise, Xixón.

–Según Xuan Xosé Sánchez Vicente, Xixón tendría aniciu nel sustantivu llatín sĕssiōnem ‘asentamientu, asentamientu militar’, encurtiamientu d’una espresión más llarga del tipu sĕssiōnem legiōnis ‘asentamientu de la lexón’. Al respective, les antigües Arae Sestianae o Sessianae, allugaes en La Campa Torres, seríen ―acordies con esta hipótesis― les ‘ares de la sĕssiōnem o asentamientu militar’, ye dicir, les ‘ares xixoneses’.

Pero estes hipótesis presenten problemes d’evolución fonética

Cuando se propón una etimoloxía, importen muncho les lleis d’evolución fonética que se constaten pa una llingua concreta. L’asturianu ye frutu d’una tresformación lenta y secular del llatín faláu, pero esi camudamientu, según se tien rexistrao en cientos y cientos de casos, siguió unes pautes más o menos regulares d’evolución fonética. Y esto tien gran importancia. Pa esplicalo que s’entienda bien, convido al llector a que, en primeres, tente d’identificar dellos soníos llingüísticos que-y voi mostrar per aciu del Alfabetu Fonéticu Internacional (AFI, el que s’atopa en cualesquier diccionariu d’inglés):

  • /g/ representa’l soníu de la «g» suave de palabres como gatu o gueta.
  • /s/ representa’l soníu de la «s» sorda de palabres como solu o llosa.
  • /ʝ/ representa un soníu palatal (pronúnciase averando la llingua al paladar), aproximante (la llingua avérase namás al paladar sin tocalu) y sonoru (al pronuncialu suenen les cuerdes vocales). Ye’l soníu tan conocíu qu’apaez en palabres asturianes como muyer, trabayar; o en palabres ingleses como year, yawn; o en palabres alemanes como Jahr, jemand.
  • /ʃ/ representa un soníu palatal, fricativu (la llingua apiega contra’l paladar) y sordu (pronúnciase sin vibrar les cuerdes vocales). Ye’l soníu de la «x» asturiana en palabres como xatu, Xixón; o la «sh» inglesa en palabres como shame, cash; o la «ch» francesa en palabres como chapeau, mouche; o la «sci», «sce» del italianu Brescia, pesce; o la «sch» alemana de palabres como Schuster, schon.
  • /ʒ/ representa un soníu palatal, fricativu y sonoru; ye’l correspondiente soníu sonoru del anterior. Nun existe n’asturianu modernu, pero sí lu tien el catalán en palabres como Jordi, pagès; el portugués en janeiro, geral; el francés en Georges, janvier. [¡Atención! Ye un soníu daqué diferente del qu’apaez en palabres ingleses como George, january; o en palabres italianes como Giorgio, Luigi].

Como dixi, cuantayá que la llingüística histórica descubrió delles regularidaes (delles lleis) evolutives del llatín al asturianu. Vamos ilustralo con dellos exemplos.

–Llatín géntem ‘xente’ y iúgum ‘xugu’. En llatín clásicu pronunciábase /g/éntem, con «g» suave, y /ʝ/úgum. En llatín popular igualaron dambes la pronunciación como /ʝ/énte, /ʝ/ugu; na Edá Media tresformáronse en /ʒ/ente (escrito gente) y /ʒ/ugu (escrito jugu); y n’asturianu modernu, dende los sieglos XIV-XV, camudaron en /ʃ/, escrito xente, xugu.

–Llatín súrdum ‘sordu’. En llatín clásicu pronunciábase /s/úrdum. Na evolución d’esta palabra l’asturianu pudo caltener la /s/ inicial (sordu) o palatalizala, ye dicir, tresformala en /ʃ/, dando pie a la variante xordu; dambes variantes tán nel diccionariu de l’Academia.

Esquemáticamente:

Reparando na tabla, deduzse lo siguiente:

–L’actual consonante sorda /ʃ-/ de xente y xugu vien d’una pronunciación medieval sonora /ʒ-/ gente, jugu, procedente de les sonores llatines /g-/ o /ʝ-/.

–L’actual consonante sorda /ʃ-/ de xordu nun vien de nenguna pronunciación medieval sonora /ʒ-/, sinón que remonta a una sorda llatina /s-/.

El nome de Xixón na Edá Media ye siempre con «g» o «j»

Por eso, si una palabra na Edá Media apaez escrita coles lletres «g» o «j», quier dicir que se pronunciaba /ʒ/, como en catalán, francés o portugués. Y resulta qu’en tola Edá Media, dende los sieglos VIII al XV, el nome de la nuestra ciudá apaez siempre, sin escepción, escritu coles lletres «g» o «j» (o con variantes d’elles, como «y» o «i»).

Vei esta muestra d’exemplos:  «Jijione» (s. VIII), «in territorio autem Gigione» (Llibru de los Testamentos, añu 857), «Ciuitatem Gegionem» (Llibru de los Testamentos, 905), «territorio autem Gegione» (mesma fonte, añu 922), «in ualle Gegone» (mesma fonte, 1064), «territorio Gigon» (mesma fonte, 1078), «in Gigone» (mesma fonte, 1112), «Gigione», «Geygyone», «Geygion», «in Gigone» (1112), «in valle de Gigon» (1144), «in Gigion» (1151), «in Gigion» (monesteriu de Santa María de la Vega, 1153), «in ualle que dicitur Giion» (monesteriu de San Vicente d’Uviéu, añu 1174), «in Asturiis iuxta mare in ualle illo qui uocatur Ualdegigon» (catedral d’Uviéu, añu 1178), «in Gigione» (San Isidoro de Lleón, 1181), «Licet autem Gegio civitas sit deserta…» (s. XIII), «in alfoz de Gigione» (1232), «Gigionem» (1233) «en valle de Gigion» (1234), «Garcia fernandiz de Gigion clerigo» (Catedral d’Uviéu, 1258), «enna Pobla de Gigion» (monesteriu de San Vicente, 1294), «de Gigon» (1295), «en Gigion» (1295), «en el conçejo de Gigon» (Cortes de Segovia, 1383), «Arçiprestalgo de Gigion» (Inventariu de Parroquies, añu 1385), «San Pedro de la Puebla de Gigion» (mesma fonte, 1385), «por el conçejo de Gigion» (Actes de la Xunta Xeneral del Principáu, 1462), «Juan de Gijon» (Monesteriu de San Pelayo d’Uviéu, añu 1470), «descarga de sal en el puerto de la puebla de Gijon» (Llibru d’Acuerdos del Conceyu d’Avilés, 1488), etcétera.

Nel sieglu XVI empieza a apaecer la «x» moderna

Nun ye hasta fines del sieglu XVI cuando empiecen a apaecer les primeres muestres de la lletra «x» nel nome de la nuestra ciudá, importante niciu de que yá taba en marcha l’ensordamientu de l’antigua /ʒ/ na actual /ʃ/.

El cronista Tirso d’Avilés, en 1580, denomina «Xixón» a la ciudá y el so conceyu. El Llibru del Cai en xeneral rexistra’l topónimu como «Gijon», pero tamién n’otres variaes formes, como estes: «En la casa del consystorio de la billa de Gyjon» (añu 1564); «En la plaza publica de la villa de Xijon», «En la villa de Xijon», «desta dicha villa de Xijon» (añu 1577). El Llibru Ordinariu recueye’l topónimu mayormente como «Gijon», anque unes poques de veces apaez tovía «Xijon»: «En la plaza publica de la billa de Gijon que es en el Prinçipado de Asturias de Oviedo», «En la plaza publica de la villa de Gijon», «En las casas de consistorio del ayuntamiento de la villa de Gijon» (añu 1576); «las alcavalas desta villa de Xijon», «En las casas de consistorio del ayuntamiento de la villa de Xijon», «En la villa de Xijon», «En las casas de consystorio de la villa de Gijon» (añu 1577); «En las casas del consystorio de la villa de Gijon» (añu 1578). Pela so parte, los Protocolos Notariales del Conceyu de Xixón ufren tamién grafíes variaes, como «En la billa de Xijon…» (añu 1620), «En la vylla de Jijon…» (añu 1624). Na «Vista del puerto de Xixon», de Pedro Teixeira Albernas (1634), la ciudá apaez baxo’l rótulu de «Xixon». Nel planu de Fernando Valdés de 1635, el rótulu que fai de títulu del grabáu diz «la billa de Xixon», pero nel recuadru guía lléese: «descreçion de la villa de Jijon y del surgidero y las dos puntas que tiene». Nesta indefinición, la grafía «Gijon» empieza a vese escrita davezu.

En resultes de tolo dicho, sácase la conclusión de que’l nome de Xixón ye difícil que venga de sáxum ‘peña’ o de sessiónem ‘asentamientu’, porque les grafíes medievales, persistentes nel usu de les lletres «g» y «j», dexen perclaro que la palabra orixinaria tien que tener en llatín una /g-/ o una /ʝ-/ iniciales. Dambes son hipótesis estimables y bien ellaboraes, pero fálla-yos el testimoniu medieval, que convida a descartar una /s-/ inicial del llatín.

Otres dos hipótesis qu’encartien meyor cola evolución fonética

Dao que nos falten testimonios de l’Antigüedá, la pregunta caltiénse: ¿d’aú podría venir el nome de Xixón? Darréu vamos citar dos hipótesis basaes nun vezu llingüísticu de los romanos que teníen tierres: nomar la so tierra, finca o casería (en llatín uilla) col so propiu nome o con un deriváu d’elli. Por exemplu, un tal Flavius, que tenía una casería, llamóla uilla Flaviana, encurtiao tamién como Flaviana. Depués, como asocedió en bien d’ocasiones, alredor d’esa finca Flaviana foi espoxigando una población, que ye l’actual Llaviana.

–Joaquín Manzanares remana dos posibilidaes. Una, qu’existiere un amu de casería llamáu Segius; pero esta hipótesis zapica col mesmu inconveniente que sáxum y sessiónem, que ye qu’esa /s-/ inicial nun xustifica la /ʒ-/ medieval de les lletres «g» y «j». La otra ye que’l propietariu se llamara Gegiōnus; Xixón sería, entós, «la casería de Gegionus». Esto yá cuadra meyor cola evolución fonética, anque nun ye más qu’una hipótesis sin demostrar.

–El filólogu alemán W. Schulze propón que l’amu la casería llamaríase Sassónius. D’esti mou, una espresión como uilla Sassónii ‘la finca de Sassónius’ sería l’orixe de Xixón. Pero’l problema, como antes, ye la presencia d’esa /s-/ inicial.

–Pela so parte, García Arias, acoyéndose a les mesmes evidencies fonétiques, propón que pueda ser un nome propiu de persona, que sería o bien Gegiōnus, o bien Ieiónius o bien Iaiónius, pronunciao /ʝ/e/ʝ/onius, /ʝ/a/ʝ/onius. Y asina, nuna espresión como (uilla) Ieiónii «casería de Ieionius», taría l’orixe del nome de Xixón.

Como se ve, les hipótesis de Manzanares y de García Arias son menos espectaculares que les que faen referencia a la Gigia de Toleméu, a un peñón malditu o a les Ares Sestianes, pero tienen la virtú d’axustase de mou convincente a la evolución fonética del llatín al asturianu. En tou casu, son hipótesis: nun tán sofitaes por nengún testimoniu documental, y polo tanto la única verdá hasta’l momentu sigue siendo que nun conocemos l’orixe del nome de Xixón.

Pa cabu, una suxerencia de mio

Pa terminar, doivos la mio opinión sobre esti asuntu, que yá dexaba cayer nel mio Diccionariu toponímicu. Resumo: Gigia nun puede ser l’orixe de Xixón, pero quiciabes dalguna palabra relacionada con ella sí. Esplícome.

Gigia yera en realidá una palabra que los romanos tomaron de dalguna llingua indíxena de los astures; nun sabemos qué podría significar una palabra d’una llingua que desconocemos.

–Como en toles dómines de la historia, hai nomes de poblaciones que se repiten en distintes zones. Esto puede ocurrir porque espresen un conceptu xenéricu repetible; por exemplu, Puebla (Pobla, Pola, Puela, Pobra, Póboa, Póvoa); Lugo (Llugo); Burgo (Burgos); Medina; Villafranca (Vilafranca); Valencia (València, Valença); etc. Tamién puede asoceder porque unos repobladores bauticen una nueva población col nome de la so; asina, los fenicios de Cartago fundaron Carthago Nova (d’au Cartagena), y los castellanos fundaron na actual Colombia otra Cartagena; lo mesmo Mérida, Medellín, Córdoba, Santiago, etc. Vamos imaxinar que Gigia aludiere a daqué xenérico que pudiere ser el nome de delles poblaciones. Dacuando, el nome repítese modificándolu con dalgún sufixu; por exemplu, a los castellanos que navegaben pela costa sur del Caribe paeció-yos tar viendo una especie de Venecia, pero nomáronla en diminutivu: Venezuela. Quiciabes un nome como Gigia pudo adoptase pa denominar un llugar de la marina, pero non na forma primitiva, sinón per aciu d’un deriváu: Gígio, Gigiónis, acusativu Gigiónem. Y d’aende podía venir guapamente Xixón. Pero claro, esto ye otra hipótesis sin demostración.

Final

Esti esquema resume’l problema del orixe del nome de Xixón:

Y acabo pel principiu: Gigia nun ye Xixón.

Delles referencies bibliográfiques

González, José Manuel (1952): «Noega: un problema de la antigua geografía astur», Boletín del Instituto de Estudios Asturianos, XV, pp. 35-55.

Diego Santos, Francisco (1985): «Saxones(m) (Gijón), Gigia (Cea) y otras ciudades astures del siglo II», en Homenaje a Alvaro Galmés de Fuentes, vol. 1, 1985, pp. 149-156.

García Arias, Xosé Lluis (2005): Toponimia asturiana. El porqué de los nombres de nuestros pueblos, Oviedo: Editorial Prensa Asturiana S. A. / La Nueva España, 2005. En llinia: mas.lne.es/toponimia

Andrés, Ramón d’ (2008): Diccionario toponímico del concejo de Gijón / Diccionariu toponímicu del conceyu de Xixón, Gijón: Ayuntamiento de Gijón. Descárgase en: https://www.gijon.es/es/publicaciones/diccionario-toponimico-de-gijon

Publicado por Ramón d'Andrés

Ciudadano de Oviedo (Asturias). Profesor de Humanidades. Ciudadanu d'Uviéu (Asturies). Profesor d'Humanidaes.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: